Como lo he dicho muchas veces, nuestra energía vital es el tesoro más importante que tenemos. No hay cuenta de banco tan grande que pueda compararse con lo valioso que es tener una buena y sana capacidad energética.

Para incrementar nuestra cuenta energética, debemos estar conscientes que nuestra capacidad es limitada; pero con un buen manejo y a través de diversos hábitos podemos renovarla , de manera que la podamos utilizar para vivir nuestra vida a plenitud.

Existen varias formas de poder recargar nuestra energía, pero hoy me enfocaré en cuatro grandes fuentes:

1.- Energía Física

Principalmente la obtenemos a través de:

  • Nuestras horas de sueño. Importantísimo que sean entre 7 y 8 horas al día.
  • Nuestra alimentación. Que sea a través de consumir alimentos con un alto nivel nutricional. Comer comida fresca, local, de temporada. En la medida de lo posible sin químicos y sin conservadores y evitando al máximo el azúcar y las harinas refinadas.
  • Haciendo ejercicio.- Sin importar la intensidad, cuidar nuestra condición física ayuda a mantenernos sanos y vitales.
  • Dándonos tiempos de descanso durante el día. Ser conscientes de nuestros ciclos naturales. Tomar descansos cortos cada 90 o 120 minutos. Es importante que ese descanso sea para desconectarnos totalmente del trabajo que estamos haciendo. Salir a caminar, sostener una buena plática con alguien, hacer algunos estiramientos, meditar, escuchar música, etc.

2.- Energía Emocional.

  • Proviene de cultivar emociones positivas y de nuestra capacidad de resilencia ( que tan rápido nos recuperarnos después de un shock emocional).
  • En la medida de lo posible, tomar el control de nuestras emociones; reconociéndolas y no permitiendo que sean ellas quienes dominen nuestras reacciones.
  • Es muy importante escoger bien a las personas de quienes nos rodeamos ya que las emociones se contagian.
  • Es clave diferenciar los hechos concretos, y las historias que nos contamos acerca de ellos. Esas historias que nos inventamos afectan enormemente nuestra energía emocional. Ejemplo: Cuando estamos esperando una llamada telefónica de alguien en particular. El hecho concreto es que es que el teléfono no ha sonado. La historia es todo lo que empezamos a imaginarnos… ( seguro no me hablo porque no soy importante, por que no me respeta, porque no me toma en serio, porque está enojada (o), porque me quiere hacer sufrir. Chin, ¿y si lo asaltaron?, o si algo muy grave pasó, bla, bla,bla. Y ya para cuando la llamada ocurre, ya estamos furiosos o completamente angustiados sin antes preguntar y verificar lo que sucedió.

3.- Energía Mental.

  • Viene de nuestra capacidad de poder expresar nuestra unicidad claramente.
  • De poner nuestro foco y TODA nuestra atención en UNA sola cosa a la vez .
  • Todos tenemos cierto límite de atención, y en la medida en que aprendamos a decidir dónde la ponemos, utilizaremos nuestra energía mental más eficientemente.
  • Creemos que podemos hacer muchas cosas a la vez, pero la verdad es que NO podemos. Y si lo hacemos es a costa de gastar nuestra reserva de energía mental. Estar todo el día pendientes del correo electrónico, del teléfono, de lo que sucede en las redes sociales, de lo que está sucediendo el entorno, lo que está haciendo él o la de al lado, las noticias, etc. y al mismo tiempo regresar a poner atención en nuestro trabajo o en nuestros estudios,  hace que se nos fugue un montón de energía.
  • Nuestro nivel de atención se empieza a afectar después de 90 minutos. Es importante estar alerta de ello, descansar y recargarnos para recuperarnos. Igual es una capacidad que como los músculos, se puede trabajar e ir aumentando la capacidad de atención poco a poco.
  • Hacer alguna práctica de meditación donde dejemos descansar la mente.

4.- Energía Espiritual.-

  • Es alimentada por nuestra experiencia de que lo que hacemos vale la pena. De la experiencia de sentir que lo que hacemos y somos, realmente importa.
  • Viene de conectar con nuestros valores más profundos, y actuar congruentemente en base a lo que creemos.
  • Alimentamos esta energía cuando ponemos nuestros talentos al servicio de algo mucho más grande que nosotros mismos.

Además de estás fuentes existen grandes y hermosísimos recursos que podemos utilizar para incrementar nuestra posibilidad de estar saludables ( física, mental, emocional y espiritualmente ) , vitales, con una mente clara y con mucha fuerza interna y llenos de energía para poder vivir nuestra vida a plenitud.

Para mi sin duda, una de ellas es la práctica de Chi Kung (Qi gong) Shaolin. Y para ti , ¿cuál es?